Desarrolla el Potencial de tu Empresa.

“En general estamos acostumbrados a asociar eficacia y éxito a control, tensión, sacrificio y presión. Nos gustaría mostraros que la plenitud interior está asociada a la eficacia exterior. Al sumergirnos en nosotros mismos, en nuestras raíces, podremos crear frutos más eficaces y beneficiosos.”

Antonio Jorge Larruy

 

Estamos en un momento importante de cambio tanto a nivel social como a nivel empresarial, es un momento de reinvención.

Cada vez hay más empresas que se dan cuenta que no pueden poner todo el énfasis en los resultados, en el logro. La cultura resultadista ha aportado grandes avances pero también ha dejado mayores niveles de estrés, ansiedad, bloqueos afectivos, conflictos personales y medioambientales.

También muchas empresas ven la ineficiencia de tener procesos inflexibles con exceso de burocracia, jerarquías rígidas y falta de confianza en los empleados.

Otras, ven el coste de querer contentar y complacer a trabajadores, proveedores y/o clientes.

 

Y sucede lo mismo desde la perspectiva del empleado, ya que cada vez hay más trabajadores que buscan empresas donde puedan desarrollar todo su potencial, y donde puedan ser ellos mismos.

 

Todo esto nos señala la necesidad de reinventar el modo en que funcionan las empresas y redefinir sus propósitos.

Y para ello es imprescindible hacer un trabajo con las personas que conforman la organización.

 

Te invitamos a desarrollar el potencial de tu empresa, y para ello te acompañamos a:

conectar con el potencial interno de cada uno.

transformar la actitud.

aumentar la creatividad. 

desarrollar la autogestión y el verdadero liderazgo.

aumentar el nivel de plenitud.

tener una mayor confianza en uno mismo y en los demás.

redefinir el propósito de la empresa.

 

video empresarios conscientes: La autenticidad en el mundo empresarial

 

Reinventar la Educación

 “Es imposible establecer una nueva educación si no hay una revolución en los educadores. Si tú no ves, que en tu interior hay una riqueza extraordinaria en sensibilidad, en verdad, en fuerza y tú esto no lo vives en ti, es imposible que lo puedas reconocer en aquél que tienes que educar.”

Antonio Jorge Larruy

Cada vez hay más personas que vemos con claridad la ineficiencia de una educación basada en el cumplimiento de un modelo y la posterior valoración del niño en función de si se ajusta a este modelo o no. Vemos claro cómo esto nos limita y nos impide ser nosotros mismos.

A raíz de esta visión, surge una demanda de cambio y transformación, y nos preguntamos, ¿cuál debería ser la función de esta nueva educación? Y ¿cómo se puede realizar esta transformación?

Para realizar estos cambios, es necesario que los padres y educadores hagamos un trabajo interior, en el que podamos ir descubriendo esta riqueza en nosotros, ya que de lo contrario, no la podremos ver en los niños.

Trabajaremos las 3 funciones de una nueva educación:

La primera función ha de ser reconocer la riqueza del niño que tenemos delante, ver la abundancia de energía, amor e inteligencia.

Esto nos lleva a la segunda función: acompañar y estimular al niño a que saque esta riqueza, a que desarrolle todo este potencial que es.

La tercera y última función de una educación profunda es transmitir los códigos sociales y la cultura del entorno en el que el niño se mueve.

Aportaremos una visión clara, acompañando a los padres y educadores para entender el sentido de esta nueva educación, descubriremos en qué momentos y situaciones nosotros mismos no estamos siendo auténticos y actuamos conforme a un modelo, exigiéndole al niño que haga lo mismo.

Trabajaremos con las 4 herramientas de Espacio Interior: reeducación, meditación, actitud positiva y aceptación, para que los educadores y padres puedan incorporarlas a su práctica cotidiana.